Los primeros en irse de casa…

 

…fueron estos, los tendederos madrileños:

 

Anuncios